6/7/13

Palabras de elogio (y alguna pulla)

"Bajo el argumento común de hacer aparecer una bicicleta en los textos, treinta autores que conformarían la mejor selección literaria del mundo se lanzan al papel. Antonio Muñoz Molina demuestra el porqué de sus reconocimientos, y me hace recordar las sensaciones que aquel «Invierno en Lisboa» me produjo hace tanto tiempo. Lo mismo ocurre con Marta Sanz, ella sí sabe guardar el secreto hasta el final. Y se me hacen visibles nombres propios a seguir en el futuro, como Guillermo Aguirre, Lola Huete, Andrés Rubio, Sara Mesa o Marta Caballero. Reconozco mi ignorancia, a caminar se aprende caminando. Lo mismo ocurre con el saber equilibrase cuando se monta en bicicleta.
Pero la sorpresa del libro ha sido el texto de Eduardo Laporte, «La metrópolis y la vida mental», al que confieso que no prestaba ninguna atención por propia iniciativa, y eso que nos conocimos en persona el día que presentó el diario «Dios nunca reza», de Patxi Irurzun, en Madrid, acaso por lo pesado y directo de su ofrecimiento a la editorial que publicó aquel buen libro del autor navarro. Excelente relato, bien de ritmo, con el tono narrativo ideal y la cantidad justa de ironía y mala leche: un soplo de aire fresco que me ha llevado a reconsiderar mi frontera inicial. Ya veis, todo lo pueden unas ristras de palabras escogidas, frases bien hiladas y silencios premeditados". 
El resto del artículo, de Esteban Gutiérrez Gómez, aquí.


21/6/13

En Agenda Magenta

¿Qué tiene que tener un buen blog?   

Respecto a los blogs literarios, actualizaciones más o menos frecuentes, un estilo personal, reconocible y, a poder ser, contenido propio. Hay demasiado blog de ‘prescripción’ o de comentar noticias y no tanto de volcar lo que uno piensa, ve, siente. Hubo un ‘boom’ hace unos ocho años, pero luego nos hemos vuelto todos más reservados. O que lo contamos todo ya en Facebook. Un blog, de todas formas, me parece un folio en blanco digital que sigue ofreciendo muchas posibilidades, un espacio de libertad creativa. Denostarlos me parece una catetada hipster. 

La entrevista completa, en este enlace

24/8/12

En A Cubierta

Antonio Muñoz Molina habría hecho una columna perfecta de sábado y de lugares comunes si hubiera sido yo al terminar de leer Luz de noviembre, por la tarde. Tendría lluvia, vistas desde las murallas, una borrachera en San Nicolás, hijos que tienen que reñir a los padres y un final con bruma, mucha bruma, de pasos alejados y habitaciones en penumbra. Pero escribir sobre Nueva York es mucho más fácil que escribir sobre Pamplona y sobre padres; todo el mundo sabe que es imposible equivocarse al escribir sobre Nueva York.

Siga leyendo aquí.

18/7/12

En Diario en Red

A lo que iba: nada de melodramático, y mucho de catártico, para el escritor y para todos nosotros. Luz de noviembre, por la tarde le da vuelta a la pregunta que me taladraba el cerebro: escribir para quedarse cuerdo, para salvarse, para saldar las deudas con el pasado. Leer, comprender e identificarse en la vida de los demás para entenderse a uno mismo. Escribir, escudriñar el pasado y el alma, mirar atrás y mirarse por dentro, escribirhasta no poder mirar más.


Reseña de Rosanna Marchese. Para leerla entera, pinche aquí.

12/6/12

En el Telediario

Con motivo de la Feria del Libro de Madrid 2012, y la influencia de esta en los autores noveles.

Pinche aquí.